09 marzo, 2009

UN CAFÉ, TOSTADA ENTERA CON TOMATE, Y ONCE CUENTOS MÁS UNO EN LA PLAZA DEL TRIUNFO.

.

1. El Diminuto.

Hubo una vez un señor tan pequeño que nunca dio sombra a nada, aún así, alcanzó a todos los lugares que se propuso.


2. Dragón enamorado.

El Dragón quedó anonadado al descubrir a la princesa, este, no supo reaccionar cuando ella le pidió fuego y se quemó por dentro.


3. Solitario.

Juego de Mesa para Solitarios. Consta de:

Tablero: Una casilla cuadrada central y una casilla más por vértice de esta. Total cinco casillas todas blancas. En la casilla central se puede leer la palabra, OLVIDO, en las otras cuatro; AMOR, ODIO, DINERO, PODER. No existe dado en el juego, no lo busque. Sí trae un rotulador deleble y una bayeta amarilla para borrar.

Reglamento del Juego: Se ha de mover en diagonal, una casilla por turno. Los turnos serán ilimitados. Con el rotulador podrá trazar otras alternativas con las que salvar el olvido. Puede borrar las líneas dibujadas para volver a empezar.



4. Efímero sortilegio.

Esto son dos que van por una calle, y al llegar a la bifurcación se rompió el encanto o encantamiento y cada cual cogió su camino.



5. Quién se comerá a quien.

Tras una guerra nuclear, solamente sobrevivieron en perfecto estado las cucarachas; los murciélagos y las palomas sólo perdieron sus alas.


6. La luz

El Fotógrafo discute con la luz igual que el Pintor. El poeta sólo quiere que haya luz, pues sufre su ausencia. El escritor si no hay luz se la inventa, pero sólo el actor llega a verla.


7. No más por la necesidad

A veces me gustaría cagarme en la calle como los perros, cuando mi casa queda lejos, y es necesario tomar un café para utilizar el baño. Un cortado cuesta más de un euro. Después de cagar, recogería con una bolsita mis deposiciones y las echaría en el contenedor de “Mierda Humana”, y me desprendería de otros recipientes de desperdicios humanos urbanos que nunca se usan para nada.


8. Luces y sombras.

En una terraza se sientan a tomar un café un padre y un hijo. El sol está tan alto que ya sólo puede caer. Una mujer se sienta en frente de ellos. El hijo dice:

- ¡Qué mujer tan bella!

- Deja que el sol avance media hora. –Contesta el padre-.

- ¿Qué puede suceder en media hora?

- La luz. La luz iluminará sus piernas al penetrar entre sus muslos.


9. La vecina de todos

La vecina que me presta su salero, aprovecha cualquier rayo de sol para llenar de colores su balcón; pantalones rojos, camisetas verdes, braguitas blancas, calcetines multicolores, sábanas naranjas, mantitas azules, fundas de cojines violáceas. El viento me trae el perfume de su suavizante y de su jabón. Para ella siempre es primavera.

Cuando las nubes negras asedian durante largo tiempo el cielo de la ciudad, y entristece el paisaje como el balcón, a mi vecina le pido sal y le traigo fruta, hasta que el sol vuelve a brillar, y vuelve a oler a primavera la ciudad, y se respira limpio el ambiente.

A mi vecina nunca le falta sal; siempre y cuando le devuelva el salero. Esta vecina mía que es vecina de todos.


10. A las cinco de la tarde.

A las cinco de la tarde sólo se puede hablar de amor. Hasta que la conversación merezca la pena. Después, uno puede hablar de lo que quiera mientras la conversación interese o sea interesante… pero… al menos, una vez al día… a las cinco de la tarde sólo se habla de amor.


11. Se debe o no se debe, pero siempre se puede.


Ese es el cuento.


12. Atento.

Los semáforos rojos nos vedan el paso prohibiéndonos continuar. Por suerte al tiempo; vuelve la esperanza y el estruendo de una bocina nos recuerda que es hora de continuar, y que ya vas tarde.

.

7 comentarios:

SeTe dijo...

Sabes encontrar lo complejo en las cosas mas sencillas! Me encantan tus cuentos!

Marytrapo dijo...

Estoy de acuerdo con Sete!!!!!
ojitos curiosos que ven donde los demás no llegan...

Anónimo dijo...

Cuando leo estas cosas me siento tan tonto tonto un tanto. que envidia! habra que pagar por verlo jeje que hace ya un tiempo que no veo como llenas de sombras y luces algún rincón de Granada.

Maldo^^,

Marytrapo dijo...

ay! tienes que colgar el de la niña de la lengua gorda y el titiritero... que bueno lo de la pizarra!

Miguel Fo dijo...

Creo que "Me pica la lengua" es de esos cuentos orales que jamás han de ser recogidos. No disfrutaría tanto escribiéndolo como explicándolo. Me sería imposible plasmar lo que ayer interpreté. Gracias miles por tu propuesta y por estar allí para escucharlo.

Marytrapo dijo...

bueno... el experto eres tu... si tu dices que no es lo mismo... pues asi sera!

CinLittleMonsterGaGa dijo...

Me ENCANTAN tus cuentos. Soy amante de la literatura a pesar de tener 15 años. Te vi el miércoles en el Instituto "De San José" Hermanas Dominicas. Me reí tanto con el cuento de la nena fantasma que pedía las hojas de Literatura, jajajaja. Simplemente, me encantan tus cuentos. Espero que sigas teniendo éxito. Me retiro, y te espero por mi blog!!!