28 agosto, 2008

CANTO CUENTA CUENTA CANTO

Un improvisador es como un barco a la deriva, necesita un faro, una luz para arribar a puerto. Para eso contamos con el público, pues él decidirá y juzgará en todo momento. Cinco puertos componen esta improvisada travesía. Del gesto a la palabra, sumándole música y objetos, terminando en el títere. Carlos López pone la Guitarra y Miguel Fo el gesto. Un espectáculo de lo más completito. Un espectáculo donde no hay vacio ni existe el silencio, sólo cabe el humor y la parodia.
Resumiendo, un espectáculo espectacular.

No hay comentarios: